¿Cómo funciona la aspirina para prevenir ataques al corazón?

cómo funciona la aspirina para prevenir ataques al corazón

Puede haber notado que cada vez más personas están tomando aspirina. Se la ha vinculado a los ataques al corazón en el buen sentido. Si su médico le ha recetado una dosis baja de aspirina, podría prevenir un ataque al corazón.

La aspirina ha existido desde hace casi cien años. Cuando se introdujo por primera vez para los dolores y molestias, la empresa aseguró al público que no afectaría el corazón. La aspirina es el fármaco de elección para cualquier dolor que le aqueje.

La investigación muestra que la aspirina funciona bien en personas que han sufrido un ataque cerebral o cardíaco para reducir el riesgo de otra ocurrencia. También aumenta las posibilidades de supervivencia cuando se toma unos minutos de los signos iniciales de un ataque al corazón. La aspirina también mantiene abiertas y limpias las arterias bloqueadas anteriormente de pacientes con bypass coronario.

¿Cómo funciona la aspirina en realidad?

El cuerpo produce una sustancia llamada “prostaglandinas”. Las prostaglandinas funcionan en la agregación plaquetaria. Cuando las plaquetas se pegan en la sangre forman coágulos. Esto es beneficioso si hay una lesión en el cuerpo. La formación de coágulos rápida en el sitio de la lesión puede detener el sangrado y prevenir de la muerte a una persona.

Por el contrario, si se producen demasiadas prostaglandinas, coágulos peligrosos en la sangre, puede causar un derrame cerebral o un ataque al corazón en función del vaso que bloquee el coágulo eventualmente. La aspirina se ha encontrado que baja la producción de prostaglandinas del cuerpo y reduce la formación de coágulos y adelgaza la sangre. Disminuye la amenaza de un ataque al corazón.

¿Qué dosis de aspirina hay que tomar?

La cantidad de aspirina dada es menor que la dosis media dada para el alivio del dolor que ronda en los 400 mg.
La dosis más baja puede ser de 75 a 100 miligramos al día, que es la dosis más usada para prevenir un ataque al corazón o un ACV . Pero puede variar hasta 325 mg. Su médico va a regular la dosis en función de los ataques cardíacos previos o simplemente mayores factores de riesgo para un futuro ataque al corazón.

La aspirina no es para todos. Los médicos son reacios en prescribir en personas sanas por la misma razón que funciona tan bien para los pacientes con ataque cardiaco. La aspirina disminuye la formación de plaquetas. Esto podría causar un exceso de sangrado en caso de lesión. También tomar demasiada aspirina podría producir úlceras en el revestimiento del estómago y otros problemas digestivos. Como medida preventiva en aquellos que no han tenido un ataque al corazón, no se recomienda la aspirina.

Contraindicaciones

No tome aspirina por su cuenta. Que un médico diagnostique sus necesidades y tome la decisión. Podría estar haciendole más daño que bien a su salud. Asimismo está contraindicado tomar aspirina si padece de gastritis o úlcera. La aspirina empeora los cuadros asmáticos. Y las personas alérgicas a ella tampoco deberían tomarla. Si ha tenido un ataque cerebro vascular consulte, ya que no todos los ACV son causados por coagulos, podría ser hemorrágico. Se debe tener la precaución de no consumir otros medicamentos o alimentos que contengan sodio, cafeína o alcohol, para prevenir problemas hepáticos o estomacales.

La aspirina ha estado presente durante mucho tiempo, pero estamos descubriendo recientemente sus efectos beneficiosos sobre el corazón. Muchos cientos de vidas pueden salvarse de los ataques al corazón que amenazan la vida cada año, con una pequeña píldora cada día. Si ha tenido un ataque al corazón, consulte con su médico para ver si la aspirina es adecuada para usted.

Deja un comentario

error: Content is protected !!