Cambios en la dieta ayudan a evitar infecciones de hongos

cambios en la dieta para evitar infecciones de hongos

Las infecciones de hongos son muy comunes, y pueden causar considerables molestias para cualquier persona que sufre de una. Algunas de las infecciones por hongos más comunes son la candidiasis oral (aftas) y vulvovaginitis por cándida (candidiasis vaginal). Aunque menos frecuente, las infecciones de hongos también pueden afectar los órganos genitales masculinos (llamada candidiasis del pene), así como muchas otras partes del cuerpo.

Las infecciones de hongos son causadas por un crecimiento excesivo de bacterias Cándida en el cuerpo. Esto es generalmente causado por algún tipo de desequilibrio en la química del cuerpo, aunque también puede desarrollarse como resultado de un sistema inmune comprometido o debilitado.

Las infecciones de hongos pueden ser algo muy incómodo y embarazoso, y puede afectar cada día de su vida de varias maneras. La lucha contra una infección por hongos no siempre es fácil, pero tomando las siguientes medidas puede contribuir a reducir la probabilidad de desarrollar una infección o evitar que una infección de hongos se desarrolle.

Dulces y pasteles: Los hongos crecen alimentándose de azúcar. Esto significa que cuanto más azúcar tiene en su cuerpo más combustible le está dando al hongo para crecer. Por esta razón, los alimentos que son altos en azúcar como pasteles y dulces deben evitarse. Cortar estos alimentos hace que sea más difícil para que la Cándida se desarrolle, y ayuda a superar de nuevo una vez que ya está presente.

Alcohol: Dado que el alcohol tiene en realidad un alto contenido de azúcar, y se alimenta el hongo en el cuerpo tanto de pan como dulces. La reducción (o eliminación de preferencia) del alcohol de la dieta puede ayudar a hacer frente al crecimiento de la cándida en su cuerpo.

Beber cantidades moderadas de alcohol no es generalmente un problema en términos de desarrollar una infección por levaduras. Si, por el contrario, ya tiene una infección de hongos se beneficiaría de cortar el alcohol de su dieta por completo. Una vez que la infección de la Cándida se ha ido, espere una semana más o menos antes de regresar a su consumo habitual de alcohol.

Los hidratos de carbono simples: Al igual que las tortas, los hidratos de carbono simples pueden alimentar la Cándida en el cuerpo. Esto incluye el pan, el arroz y así sucesivamente. Reducir la cantidad de estos carbohidratos en la dieta le ayudará a hacer frente a una infección de hongos.

Los probióticos: Los probióticos son comunes en las tiendas de alimentos saludables, pero cualquier yogur natural y vivo comprado en el supermercado puede ofrecer efectos similares. Los probióticos ayudan a llenar su intestino con bacterias beneficiosas que mantienen a raya la cándida.

Vinagre de manzana: El vinagre de manzana se cree que ayuda a tratar las infecciones de hongos al equilibrar el pH del cuerpo, lo que lo convierte en un ambiente más hostil para que el hongo crezca, así como promover el crecimiento de las bacterias buenas que ayudan a prevenir la proliferación de la Cándida.

Muchos practicantes de medicina alternativa recomiendan sólo utilizar crudo, vinagre de manzana orgánico sin filtrar. Tomar una o dos cucharadas diluidas en agua dos veces al día es la dosis sugerida estándar. Esto debe continuar hasta alrededor de una semana después de que los síntomas desaparezcan.

Descanso: Un sistema inmunitario debilitado puede permitir que las infecciones por Cándida florezcan. Descansar lo suficiente ayuda a mantener el sistema inmunológico en buen estado, lo que hace que sea más fácil tanto para prevenir las infecciones de hongos como hacer frente a ellos cuando ya se han desarrollado.

Deja un comentario

error: Content is protected !!