Pérdida de Peso y Tiroides

La tiroides regula gran parte del metabolismo, cualquier funcionamiento defectuoso o enfermedad que aquejan a esta glándula pueden hacer que usted tenga problemas en el metabolismo y a un drástico problema con el peso. Usted puede aumentar de peso (hipotiroidismo), bajar de peso (hipertiroidismo), o puede encontrar que la pérdida de peso es más difícil qué lo habitual.

Generalmente la mayoría de las personas cuando aumentan de peso siguen un programa para adelgazar sin tener en cuenta cómo la tiroides y su metabolismo pueden afectar a su programa de pérdida de peso. Aparte de la dificultad para adelgazar también puede haber detrás una enfermedad, el aumento de peso puede ser un aviso. Y necesitar un tratamiento médico especial ya que si es desatendido puede causar graves problemas de salud.

Los síntomas de hipotiroidismo pueden ser:

  • Debilidad
  • Aumento de peso
  • Cansancio
  • Piel deshidratada
  • Cabillo débil o quebradizo
  • Depresión
  • Menstruación irregular
  • Intolerancia al frío
  • Estreñimiento

Todos estos síntomas pueden también confundirse con otras afecciones, por eso la importancia de consultar al médico que con un simple análisis podrá diagnosticar el problema.

Las hormonas tiroideas tienen efecto sobre casi todos los tejidos del cuerpo, influyen en el aumento de la termogénesis (regulación de la temperatura corporal) y consumo de oxígeno así como también sobre los hidratos de carbono y de las grasas.
La presencia del yodo es esencial para asegurar en buen funcionamiento de la tiroides y la producción de las hormonas tiroideas que regulan todas estas funciones.

Nuestro cuerpo contiene de 20 a 30 miligramos de yodo del cual más del 70% se encuentra en la glándula tiroides donde se emplea para la formación de hormonas T3 o triiodotironina y T4 o tiroxina. La deficiencia de este mineral puede causar hipotiroidismo con el consiguiente cansancio y aumento de peso ya que se enlentece todo el metabolismo.

La mayoría de los expertos e incluso los medios de comunicación en este campo recomiendan que la mejor manera de de adelgazar es reducir las calorías.
Esta es una buena propuesta para los que quieren perder peso, sin embargo esto es realmente peligroso para la salud.
Si bien la reducción de calorías en si mismo puede ser útil para bajar de peso, el problema es que las personas creen que reduciendo las calorías a una cantidad excesiva van a obtener mayores resultados.

Lamentablemente esto no funciona de esa manera. Si bien la reducción de calorías ayuda a las dietas, las pocas calorías que consume van enlenteciendo el metabolismo del cuerpo para adaptarse a la menor cantidad de energía disponible.
Si su cuerpo entra en este modo, y comienza a trabajar lento, perder peso se convierte en imposible. La técnica es reducir las calorías sin frenar el metabolismo del cuerpo. Solo entonces puede ser más fácil bajar de peso.

Otro de los problemas que pueden surgir debido a la disminución drástica del metabolismo es que de repente empiecen a comer en forma abundante, lo cual están obligados a ganar más peso, debido al aumento de los excedentes de energía.
La razón de un desequilibrio en la comida es sumamente desalentador entre los que tratan de perder peso.
La repentina pérdida y aumento de calorías provoca un desequilibrio en el consumo de energía que afecta directamente a los depósitos de grasa.

He aquí un simple cálculo para ayudarle a llegar a la cantidad de calorías que usted necesita por día para obtener sus nutrientes en el equilibrio adecuado.
En primer lugar, multiplicar su peso en kilos por 30.
Por ejemplo, si su peso es 70 kilos por 30 llegará a la cantidad de 2.100 calorías que usted necesita por día para mantener el peso. Aunque este método es relativo, ya que influye si la persona es activa o sedentaria y a otros factores.

Trate de mantener su dieta en un 40% de proteína, 25% de grasa, 35% de hidratos de carbono y las comidas entre 300 a 400 calorías cada una. Repartir las calorías totales (ej. 2.100 calorías) en 5 o 6 comidas durante el día y no pasar largas horas sin comer.
Si tiene problema de hipotiroidismo, para cubrir las necesidades de yodo es suficiente llevar a cabo una dieta variada y equilibrada que incluya cantidades suficientes de pescado, mariscos, algas marinas, sal marina o yodada y vegetales cultivados en suelos ricos en yodo. Hacer una actividad física o deporte es imprescindible.

Usted puede consultar a un nutricionista que le ayudará a llegar a perder peso. Recuerde complementar la dieta, la medicación y el ejercicio físico.
Todo se reduce a las matemáticas. Si consume más de lo que su cuerpo necesita, lo almacena como grasa. Si bien puede ser un simple cálculo para llegar a los números, no se olvide el hecho anteriormente mencionado de que el cuerpo se adapta a su condición. Exponerlo a extremos, es posible que obtenga resultados que usted nunca quiso.

Un Comentario

  1. Swetlana 22/10/2015

Deja un comentario

error: Content is protected !!