Pies sudorosos: Causa de mal olor y hongos

pies sudorosos causa de mal olor y hongosLa cantidad de sudor que producen las glándulas sudoríparas de los pies depende de aspectos genéticos o hereditarios y de diversos hábitos. Hay personas que de familia sudan mucho, tanto en los pies como en otras zonas del cuerpo.
La utilización de calzado estrecho, poco permeable y además, con medias, aumenta también la producción de sudor. En cualquier caso, la retención de humedad en la zona, si el sudor no es eliminado rápidamente (cambio de medias, lavado de pies todos los días), las bacterias atacan el ácido úrico y otros elementos que lo integran, dando lugar a un desagradable olor característico.

Esta producción excesiva de sudor que, al ser degradado o modificado por las bacterias de la piel, producen una sensación negativa experimentada por los pies.
En consecuencia, estos padecerán de ardor, dolor, picazón, mal olor, enrojecimiento y afecciones como pie de atleta, hongos y uñas encarnadas.
Para ello se recomienda emplear medias de algodón, que absorban la humedad, evitar que el pie apoye directamente sobre el suelo en lugares frecuentados y donde la gente se descalza como los gimnasios, en zonas que podrían estar contaminadas por bacterias u hongos, ya que se transmite con facilidad.
No usar toallas de otras personas, limpiar bien los pies y colocarles talco entre los dedos, para que se mantengan secos.

El uso de plantas con propiedades fungicidas y antibacterianas ayudarán a eliminar microorganismos, mientras que otras colaborarán para disminuir la sudoración.

Plantas para eliminar el mal olor y hongos en los pies

Ajo: Por sus propiedades fungicidas resulta adecuado para combatir el dolor producido por la infección del pie de atleta.
1. Hervir 2 cabezas de ajo en un litro de agua y con esa infusión remojar y lavar los pies.
2. Macerar 9 dientes de ajo en aceite de oliva durante tres días. Aplicar el aceite resultante, con una gasa, entre los dedos de los pies.

Vinagre de manzana: colocar los pies en una palangana con agua tibia y medio litro de vinagre de manzana. También se puede topicar la zona afectada y debajo de las uñas, directamente con el vinagre.

Tomillo: sus propiedades antisudoríficas y antibacterianas son ideales para combatir los gérmenes que puedan producir ardor en los pies o evitar el exceso de transpiración. Realizar una decocción, durante 15 minutos, de 5 cucharadas soperas colmadas de tomillo, por litro de agua.

Para eliminar los microorganismos de los pies, que generan mal olor y hongos, se aconseja:

Hamamelis: Esta hierba es rica en taninos los que le confieren su propiedad astringente y antiséptica. Lo que ayudará combatir la sudoración, cicatrizar si hay alguna lesión y contrarrestar la infección del hongo. Realizar baños de pies con infusión de esta planta.

Cola de caballo: preparar una infusión con 5 cucharadas soperas colmadas de hierba seca, en medio litro de agua. Verter el líquido en una palangana y agregar agua hasta que esté tibia. Efectuar un baño de 20 minutos, varias vedes al día.

Aceite de ciprés: masaje los pies todos los días, con la ayuda de unas gotas de aceite de ciprés.

Coriandro: machacar un puñado de planta fresca, mojar una gasa o algodón en el jugo y aplicarlo en los pies luego del lavado.

Otros tratamientos alternativos para la problemática del mal olor y hongos

Acido bórico: una vez por semana, antes de acostarse, y tras lavarse los pies con jabón, aplique ácido bórico en polvo entre los dedos de los pies, la planta y el empeine. Luego, póngase unas medias limpias y acuéstese con ellos.
Bicarbonato de sodio: el remedio anteriormente descripto puede realizarlo empleando bicarbonato, en lugar de ácido bórico.
Sales de baño: También se pueden utilizar para pediluvio o baño de pies ya que extrae parte del sudor y neutraliza la acidez donde encuentran su campo de cultivo los hongos, siendo muy buenas para estas afecciones.

Deja un comentario

error: Content is protected !!