Propiedades curativas de la frutilla

propiedades curativas de la frutilla

La frutilla, es un a planta herbácea de pequeñas dimensiones. La parte comestible está constituida por el engrosamiento del receptáculo floral, es de color rojo vivo, pulposa y de variables dimensiones.

En la superficie se encuentran sus semillas. La pulpa de la frutilla tiene un sabor agridulce por la presencia del ácido cítrico que contiene elevadas cantidades de vitamina C.
Es nativa de las regiones templadas de todo el mundo y se cultiva en grandes cantidades.

Todas se obtuvieron a partir de cuatro especies principales:
La primera de ellas, la fresa silvestre o de bosque, es un a especie nemoral frágil nativa de las montañas de América y las Antillas.
La fresa escarlata o fresa de Virginia es nativa del este de América del Norte y se introdujo en Europa en el siglo XVII.
La fresa de playa o fresa de Chile procede de las regiones montañosas del hemisferio occidental.
La última especie es la fresa silvestre, común en Europa central, dio origen por hibridación a las variedades europeas de frutos más gruesos llamados fresones.
En zonas frías, las fresas suelen plantarse al principio de la primavera, y a mediados de verano o más tarde en los lugares más calurosos.

Propiedades curativas de la frutilla

Antioxidante: por su alto contenido en carotenos o provitamina A y en Vitamina C.

Anticancerígena: gracias al ácido elágico que contiene, una sustancia fotoquímica que algunos investigadores han demostrado que puede bloquear cuatro agentes cancerígenos.

Antiinfecciones y antirresfríos: su riqueza en vitamina C es la misma que la de los cítricos. Ingiriendo 125 gramos de frutillas al día aportan de 60 s 80 miligramos de la misma.

Analgésica: la frutilla posee pequeñas cantidades de ácido salicílico (1 mg por kilo).

Aperitiva: los componentes aromáticos de la frutilla actúan sobre los nervios del olfato y el gusto, por lo que aumentan el apetito.

Laxante suave: sus pigmentos y elementos no digeribles, y los ácidos de la fruta, así como sus vitaminas y enzimas, actúan sobre el intestino facilitando sus funciones.

Remineralizante, tónica y diurética: la frutilla es muy rica en minerales básicos y oligoelementos como flúor, cobalto, molibdeno, níquel y yodo.

Otras Propiedades Curativas de la frutilla

La frutilla tiene la propiedad curativa de reducir la hipertensión y se recomienda en la medicina tradicional para eliminar las piedras del riñón. Además, contiene pequeñas cantidades de hierro que se absorben bien, lo que las hace útiles para la prevención de la anemia y la fatiga.

Las frutillas también son ricas en pectina, fibra soluble que ayuda a eliminar el colesterol. Esto, combinado con sus propiedades antioxidantes, las hace muy beneficiosas contra enfermedades coronarias y circulatorias.
Son recomendadas también para quienes sufren de gota y artritis, puesto que ayudarían a eliminar el ácido úrico del organismo que irrita las articulaciones.

Datos Nutricionales

Propiedades:
Calorías: 27
Colesterol: 0 ml.
Proteínas: 0,9 grs.
Grasas: 0,3 grs.
Azúcares: 5,3 grs.

Composición química:
Agua 90%
Hidratos de carbono 8%
Ceniza, proteínas y grasas 1%
Vitaminas A, B, C 1%

La frutilla está contraindicada en caso de alergias alimenticias, colitis, y en la alimentación de los niños. Antes de consumirlas es aconsejable un riguroso lavado, puesto que las frutillas crecen a ras de la tierra.

Deja un comentario

error: Content is protected !!