Las Uñas y la Salud

El aspecto de las uñas no solo indica cuidado estético y belleza como signo de femineidad sino que también puede transmitir el estado de salud de una persona.
Las uñas pueden verse afectadas por problemas circulatorios, respiratorios, metabólicos, alergias, anemia o falta de calcio, y otros nutrientes esenciales.

Sin embargo también pueden verse afectadas por causas externas que influyen en su aspecto, como el contacto con los productos de limpieza domestica, golpes contra objetos, esmaltes, acetona y productos cosméticos de mala calidad, exposición excesiva al sol, etc.

El color y la forma pueden revelar algún trastorno orgánico, pero no necesariamente puede ser una enfermedad seria. Puede ser que solamente sea la carencia de alguna vitamina o nutriente esencial.
Cuando se encuentran sanas su color es blanco con una tonalidad rosada y con un leve brillo natural y su forma es levemente curvada. Por lo tanto cuando se encuentran estos factores alterados conviene consultar con un dermatólogo.

Uñas frágiles y débiles así como también quebradizas es un signo que puede revelar un problema de tiroides. También puede indicar falta de vitaminas y minerales o algún aminoácido esencial; en este caso se soluciona con una dieta rica en estos nutrientes.
Hay que destacar que la falta de consumo adecuado de agua puede ser el responsable de esta afección.
En cuanto a la alteración de la coloración puede deberse a varias afecciones orgánicas, pero las más comunes son las siguientes.
La coloración de las uñas

Uñas azuladas o violáceas: Se debe a problemas circulatorios.
Uñas amarronadas: En las que también pueden aparecer manchas blancas que pueden tener origen alérgico o el resultado de maltratar las cutículas. En ocasiones las manchas tienen que ver con el estrés o falta de zinc y vitaminas del grupo B. Se aconseja no agredir la uña para quitar la mancha por medio del limado u otro procedimiento ya que la mancha no es superficial.
Uñas nacaradas: Denota falta de hierro.
Uñas blancas: Generalmente por una infección como puede ser la cándida.
Uñas amarillentas: Puede deberse a la acumulación de nicotina en personas fumadoras, exceso de antibióticos, sedantes o cualquier tipo de fármaco.

La forma de las uñas

Uñas curvas: Las uñas normalmente tienen una leve curvatura pero cundo se encuentra en exceso como pico de loro, es probable que sea por problemas renales o afección a nivel glandular. Si son demasiado cóncavas podría tratarse de una anemia por falta de hierro. Para tratar esta afección consumir hígado, alcauciles, espinacas, huevo, carnes y alimentos ricos en hierro.
Uña acanalada: Presenta una serie de canales longitudinales y generalmente se debe a problemas cardíacos y respiratorios.
Uña en dedal: Presenta un picoteado que se ve a trasluz como puntitos hundidos como el aspecto de un dedal. Este puede revelar que la persona padece psoriasis.

Otra de las enfermedades comunes en las uñas son los hongos tanto en las uñas de las manos como en la de los pies y se caracteriza porque altera su color y la forma. Las uñas conforman el terreno propicio para que se desarrolle esta enfermedad, debido a la humedad y el contacto contínuo con el agua, cuando el hongo parasita las uñas se van deformando.

 

Deja un Comentario

Acepto la política de privacidad *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Claudia L. Di Paola como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos se realiza solamente para responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Banahosting. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a https://naturalmente-bien.com.ar/contacto/. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.